lunes, 30 de junio de 2008

Intercambia tu casa y vete de vacaciones.. ¡GRATIS!

Seguramente muchas familias españolas dejarán de irse de vacaciones éste verano debido a la difícil situación por la que atraviesa la economía. Dicen que en los momentos difíciles es cuando se agudiza el ingenio, así que éste verano hay que ingeniárselas para poder seguir disfrutando de las vacaciones tratando de que afecte lo menos posible al bolsillo.

Y de ahí surge la idea de la web IntercambioCasas.com, una página web donde pone en contacto a gente que intercambia su casa por un tiempo con otra familia. ¿Cómo funciona? Buscas el país donde te gustaría irte, seleccionas una casa, y envías un mensaje para solicitar el intercambio y las fechas. Me ha llamado la atención el volumen de oferta tan grande que hay en la web, algunas de las casas son bastante espectaculares. ¿Es seguro? Según se afirma en la f.a.q, parece que el hecho de que tu estes ocupando la casa del otro, hace que se vean las cosas de otra manera. Dicen que se han hecho más de 100.000 intercambios a través de la web, y que nunca ha habido problemas (ya será algo menos..). La parte mala es que tienes que pagar 75€/año por inscribirte en la web. El perfil, suele ser gente que le gusta viajar y conocer sitios nuevos.

Conclusión: hay otras fórmulas inmobiliarias que no son ni el alquiler o la compra, y éste es un buen ejemplo de lo que sería una permuta temporal. No se necesita dinero, es por un periodo de tiempo, y junto con un billete de bajo coste.. te puedes pegar unas buenas vacaciones por la pati.

Bloggers Inmobiliarios

1 comentarios:

Luistxo Fernandez dijo...

Más que una permuta de casas, esto se hace normalmente para vacaciones, y no es ninguna novedad. Yo ya usé un servicio de estos de Internet en 1997 y estuvimos en un piso ideal en Russian Hill, en San Francisco, donde se ruedan todos esos anuncios a lo steve mcqueen.

Me parece caro ese servicio que dices. Los hay también gratuitos como Switchome.org. Estas cosas las usa gente muy normal, no he oído de problemas. Otra variante es el Hospitality Exchange, donde vas a casas de gente mientras ellos están allí, de modo que encima te hacen de anfitriones culturales y guías locales. Y luego tú les devuelves el favor. Véase Hospitality.org